ENRIQUE OLVERA

Enrique Olvera decidió en su adolescencia retomar su amor por la cocina —que había descubierto de niño, en la pastelería de sus abuelos—, y se marchó a Nueva York, para ingresar en el Culinary Institute of America. Cuatro años más tarde, a su vuelta a México, inauguró su restaurante Pujol.

Su propuesta crea a partir del vasto universo de ingredientes que el país ofrece, sin dejar de emplear para ello tanto técnicas de cocina contemporánea como milenarias.

Su búsqueda y experimentación permanentes, aunadas a una atención por el detalle y el cuidado tanto de los procesos como de los productos que utiliza, se han traducido en hallazgos que comparte con sus comensales tanto en Pujol como en sus otros proyectos. En las tiendas gourmet y cafeterías eno (ciudad de México), dentro de un ambiente relajado, los visitantes descubren una carta que se renueva cada temporada; en el restaurante Moxi (San Miguel de Allende) ubicado dentro del hotel Matilda, los ingredientes provienen de la granja y van directamente a la mesa; en Maíz de Mar (Playa del Carmen) son protagonistas los manjares que proveen las costas mexicanas; y en su más reciente apertura —y la primera incursión de Olvera en Estados Unidos—, Cosme (Nueva York), el maíz, el frijol y el chile conviven con los ingredientes locales del valle de Hudson. En cada uno de ellos cobran forma las últimas creaciones gastronómicas del chef Olvera.

@enriqueof